jueves, 8 de diciembre de 2011

Ya no hay marcha atrás

Dices que te vas porque no aguantes ni un minuto ya este infierno, que ni mil mantas calmarán el frío invierno que ha venido a visitarnos sin llamar.
No miraste atrás y redimiste tus pecados en mis aguas, y pisoteaste mi conciencia con tus lágrimas que secaron la esperanza de este mar.
Y no vendrás a regalarme ni caricias, ni despechos. No escucharé ya, ni siquier,a los lamentos que mis errores arrancaban de ti

Y si supieras la de momentos que callé mil y un te quieros, la de veces que juré no escribir esto, la de palabras atrapadas tras silencios, la de trozos de esta historia que perdí.

Ya no hay marcha atrás. un día tragaste tus promesas sin masticar y me dejaste como prenda, sólo un adiós que se cobijó en un roto de mi alma.
Dejas marchitar la flor de trapo que plantaste en esta tierra dejando un solo prisionero de esta guerra
donde no puedo ver quién de los dos ganó.  

Donde arrojé mi corazón.
Fuiste mi Rock and roll, mi fé. Yo tu razón para perder.
Y no... no nos hará sentirnos mejor 
Vertedero amor, Si supieras, Malacabeza

1 comentario:

Ana dijo...

"Fuiste mi rock and Roll, mi fé", ¡me gusta! La nostalgia en estos meses oscuros apesta... :(

Muáa Muáa

Publicar un comentario

 
;